Buscador

lunes, 13 de febrero de 2012

Reformas Insuficientes


De momento poco o nada ha hecho el gobierno para que las cosas cambien. Primero, han ido a lo fácil obligándonos a rascarnos el bolsillo con la subida del IRPF. Y muchos nos tememos más pronto que tarde una subida del IVA con la excusa de que hay que igualarse con otros países europeos. Después, han acometido la esperada reforma laboral en la que lo único que vemos es mayor facilidad para despedir a gente. Esto puede que mejore la productividad pero, desde luego, no crea empleo sino que favorece la sustitución de unos trabajadores por otros.


La reforma está pensada para que el típico cincuentón acomodado en su trabajo espabile o, de lo contrario, pueda ser sustituido por un joven con más ilusión. Pero esto no arregla el problema. El cincuentón, que tendrá casi imposible recolocarse, pasará a cobrar el desempleo, primero en forma de prestación y luego en forma de subsidio, lo que supone un gasto para el Estado. El joven, un día será cincuentón y correrá la misma suerte.

Para crear empleo, se trata de que la empresa en la que está el cincuentón crezca y necesite contratar más gente sin necesidad de echar a nadie. Para que la empresa crezca, es necesario que haya más clientes y, en el mundo que vivimos actualmente,  no sólo hay que mirar a los clientes de aquí sino a los de fuera. Hay que fomentar en consumo interno (bajando los impuestos) e incentivar las exportaciones.

Los españoles, seguimos esperando básicamente 3 cosas que no terminan de llegar:

1) Reducir las Administraciones Públicas eliminando cargos inútiles y duplicidades. A mi juicio, lo mejor sería quitar todas las competencias a las comunidades autónomas y, por qué no, hacer que desaparezcan. Cuanto más pronto mejor. Y el que no quiera ser español, que se vaya con su deuda a otra parte.

2) Reformar el sistema financiero para que de una vez haya crédito. Esta es la clave para reanimar la economía. El crédito fomenta la demanda y facilita la creación de empresas.

3) Hacer un guiño a los sufridos contribuyentes retirando definitivamente ciertas ayudas y subvenciones. Por ejemplo, a partidos políticos y sindicatos, los cuales deben financiarse con las cuotas de sus afiliados. Pero siguiendo con todas esa ristra de subvenciones a organismos y asociaciones de toda índole donde hay miles de individuos viviendo a la sopa boba costa de nuestros impuestos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada