Buscador

viernes, 23 de julio de 2010

Tópicos


Me parece cuando menos curioso que personajes multimillonarios como Maradona presuman de ser muy de izquierdas. Quizá porque añoren su pobre pasado, en este caso su infancia. La verdad es que queda bastante bien de cara a la galería estar forrado y elevar cada dos por tres el estandarte de la izquierda. La historia se ha escrito de un modo en el que los malos siempre han sido los de derechas y los buenos los de izquierdas. Porque la izquierda representa la igualdad, el reparto de la riqueza, la solidaridad y todas esas cosas que se supone que el ser humano es capaz de alcanzar aunque no lo consigue por culpa de la derecha, del capitalismo.

Hace muchos años un tal Adam Smith, considerado como uno de los padres del capitalismo, afirmaba que "del egoísmo de los particulares se logra el bienestar general". La frase, a bote pronto, es dura de digerir porque nos está diciendo que para que la cosa funcione tiene que haber personas egoístas. El egoísmo conlleva avaricia, falta de solidaridad, malicia... Sin embargo, no deja de ser realista. El ser humano, por naturaleza es egoísta y lo tenemos que aceptar. Frente a esta teoría está la utopía de doctrinas como el comunismo que "tan buen resultado" (URSS) han dado en la práctica. Y es que hay cosas que no podemos negar como, por ejemplo, que lo privado funciona mejor que lo público, que cualquier individuo gestiona su patrimonio de forma más eficiente (por la cuenta que le tiene) que el patrimonio ajeno, que si al patrón (al rico) le va mal al trabajador (al pobre) le irá peor... y que el ser humano es, por naturaleza, egoísta. Y aquí hay que incluír a los Fidel Castro, Hugo Chávez y el propio Maradona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada