Buscador

viernes, 20 de abril de 2007

Rajoy, algo mejor

pero demasiado político

Rajoy ganó a Zapatero en audiencia y en las encuestas de internet la gente opina que estuvo mejor (El País). No era difícil estar mejor que el tostón ZP que aburre a las ovejas. Al margen de ideologías, hay un dato objetivo que demuestra que el líder de la oposición es más ameno: Rajoy contestó más de 70 preguntas y Zapatero apenas superó las 40.

Sin embargo, aunque Rajoy estuvo mejor, no fue el político que queremos los españoles. Volvimos a escuchar discursos llenos de demagogia. No tanta como la que escupe Zapatero, pero bastante. Conviene concienciar a los ciudadanos de que lo que ellos quieren (que normalmente es que les den médicos, casas, ayudas y, sobre todo, dinero) no sale de la nada y es porque otros ciudadanos lo pagan. Si a unos les promete más pensiones y a la vez está anunciando más bajadas de impuestos ¿de dónde va a salir el dinero?

Por otro lado, echamos de menos políticos que se mojen. Rajoy, dentro de su corrección, cayó en más de una ocasión en el discurso políticamente correcto y es que en política parece que hay que intentar contentar a todos, cosa que lleva necesariamente a ambigüedades.

Hubo contestaciones que sí me gustaron. Por ejemplo, la de los inmigrantes: “la inmigración me gusta pero no cabemos todos”. Claro que habría que mirar atrás y recordar que la política del PP en materia de inmigración no es un buen ejemplo propiciando el inicio del problema.

Hubo también contestaciones que no me gustaron: “gano bastante más que usted” le dijo a una señora (a mi parecer bastante indiscreta, esos sí) que le preguntó su sueldo. Habría sido preferibleque le contestara al menos parte de la verdad: “sólo como diputado gano 3.861 euros mensuales”; es una de las cosas que ningún político dirá porque se les tenía que caer la cara de vergüenza, sobre todo a los que luego no acuden con regularidad a su escaño que son bastantes.

Finalmente, agradecer a Rajoy que se dirigiera a los ciudadanos con trato de usted.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada