Buscador

jueves, 26 de enero de 2006

El nuevo IRPF (y3)

El ahorro

En la presentación de la reforma fiscal prevista para 2007, nos dice el gobierno que se favorecerá el ahorro mediante la aplicación de un tipo único del 18% para todos los productos de ahorro (depósitos, fondos de inversión, acciones, seguros, etc.). Ante esta afirmación cabe hacer varias consideraciones:

1) Con la nueva norma podemos pensar que, gracias al PSOE, desde 2007 la especulación también se considerará ahorro. Ya no es necesario que un individuo mantenga una inversión durante más de un año para que consideren que lo que hace es ahorrar. Desde 2007 quienes especulan en bolsa comprando y vendiendo acciones todos los días pasarán de pagar un 45% a pagar un 18%.

2) En este país en el que la precariedad del mercado laboral va en aumento y el precio de la vivienda no deja de subir, cada vez hay menos personas en disposición de ahorrar por lo que dar ventajas fiscales a las personas que ganan más de lo que gastan es una actuación que beneficia sólo a unos pocos.

3) Los verdaderos ahorradores, que entiendo que son los que guardan el dinero a largo plazo evitando el riesgo y sin fines especulativos, verán incrementado el gravamen de sus rentas desde el 15% actual (tipo aplicado a las ganancias obtenidas por la transmisión de activos que permanecieron más de un año en propiedad) hasta un 18%. Obviamente los verdaderos ahorradores serán perjudicados por la nueva ley.

Ni que decir tiene que esta medida está pensada para los ricos. No obstante no es de extrañar que esta normativa salga adelante porque quienes la diseñan y quienes la aprueban son personas de elevado poder adquisitivo. Nuestros queridos políticos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada