Buscador

martes, 20 de diciembre de 2005

Huelga

No en Servicios Públicos

Los norteamericanos no sólo nos dan mil vueltas en deportes como el atletismo o el baloncesto que, al fin y al cabo, son cosas irrelevantes que no afectan directamente a nadie. Me refiero a algo que sí nos concierne, a la normativa, a la cordura con la que están diseñadas las distintas leyes así como el sistema electoral.

Esta vez tenemos el ejemplo de la huelga de transporte que está afectando a 9millones de
neoyorquinos. Hacía 25 años que no ocurría nada igual.

Pero aquí llega lo bueno: según una ley del Estado de Nueva York, los empleados públicos tienen prohibido hacer huelga, por lo que podrían ser castigados con distintas sanciones, que van desde la retención de dos días de salario por cada jornada de ausencia hasta ¡una pena de prisión!. Estos no se andan con tonterías...

En los últimos días, tanto el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, como el gobernador, George Pataki, han ejercido una dura presión contra la huelga, bajo la amenaza de que tanto el sindicato como los huelguistas podían ser multados.

En la vista ante el juez, los abogados de la ciudad y del estado pidieron que se impusiera al sindicato "una multa muy potente", en castigo por haber desafiado la ley. Este martes, el mismo juez, Theodore Jones, ante la constatación de que el sindicato violó su prohibición, le impuso una multa de un millón de dólares por cada día que dure la protesta.

Me ha gustado la noticia porque hace poco yo reclamaba desde este blog más contundencia a las autoridades madrileñas ante los perjuicios que estaban ocasionando a los madrileños los empleados de Renfe y de la Empresa Llorente de autobuses.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada