Buscador

lunes, 8 de agosto de 2005

El problema de la Inmigración

demasiados ilegales

La secretaria de Estado de Inmigración ha reconocido que el proceso de regularización ha supuesto 360.000 altas en la seguridad social pero ha dejado fuera a 120.000 inmigrantes (que se sepa, claro). Es lo mismo que decir que el 75% de los inmigrantes han aprovechado el favor que les ha hecho el gobierno de España pero hay un 25% que no.

Con la actual normativa sobre extranjería, la regularización es relativamente sencilla: basta con aportar pruebas de que se está trabajando en España (no es necesario contrato porque también se admite que el empleador sea un particular; es el caso de los servicios domésticos), incluso es válido un contrato de trabajo formalizado en su país de origen. Pero también existe la posibilidad de regularizarse sin trabajo, mediante un ambiguo concepto denominado "arraigo social". De todo ello, deduzco que la regularización es algo prácticamente voluntario.

¿Qué motivos habrán llevado a ese 25% de los inmigrantes a no querer ser legales? ¿realmente podemos decir que esas 120.000 personas han venido a España a trabajar aunque sea en "lo que no queremos los españoles", como se dice?.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada