Buscador

lunes, 20 de junio de 2005

Ridículo en la F1

Increíble

Increíble lo que ocurrió en Indianapolis. El circo de la Fórmula 1 rodeado siempre de los más avanzados medios técnicos y respaldado por grandes fortunas, decepcionó a más de uno que se había trasladado al circuito para ver el espectáculo.

La prestigiosa marca de neumáticos Michelín fue la causa de todo al reconocer que sus neumáticos no aguantarían con el consiguiente riesgo para los pilotos. La mayoría de escuderías decidieron no asumir riesgos y no comenzaron la carrera.

La verdad es que no recuerdo ningún ridículo tan espantoso en el mundo del deporte y en pleno siglo XXI cuesta creer que haya tanta falta de previsión y de profesionalidad en empresas tan importantes como Michelín.

Espero que quienes hicieron un esfuerzo económico para ver el gran premio sean indemnizados. Es lo menos que se puede esperar de un deporte que mueve mucho dinero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada