Buscador

miércoles, 9 de marzo de 2005

Malditos bancos...

... y sus comisiones

Una sentencia de la Audiencia Provincial de Alicante obligó al Banco Popular a reintegrar 7.700 euros a clientes a los que les habían cobrado comisiones (¡ojo! no intereses) por los llamados "números rojos". La sentencia entiende que las comisiones establecidas por la entidad no responden a la prestación de un servicio en concreto aunque estén pactadas en el contrato.

La Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (AUSBANC) señala que el crédito de descubierto se remunera con el interés por lo que cobrar una comisión adicional “supone un doble cobro”.

Por otro lado la postura del Banco de España es clara: las comisiones por descubierto sólo pueden cobrarse para resarcir al banco de los gastos incurridos en la reclamación al cliente (debe haber procedimiento de gestión de cobro). Sin embargo algunas entidades bancarias se aprovechan de ésto y las cobran de manera sistemática.

No cabe duda de que la sentencia crea un precedente importante. No sólo penaliza la usura propia de la banca sino que protege al cliente. Yo lo celebro.

Ahora espero que se ataquen otras prácticas bancarias a mi juicio poco lícitas. Me refiero exactamente a las "fechas valor", instrumento habitual de engaño para recaudar algunos céntimos de unos y de otros. Ésas que inducen al cliente a caer en la trampa de disponer de un dinero que es tuyo pero que aún no está disponible.

En concreto, el banco del que soy cliente suele jugar mucho con las denominadas "fechas valor". Sólo a través de Internet puedo saber que mi nómina está ingresada pero que, sin embargo, no es efectiva hasta dentro de dos días. Los cajeros automáticos, sin embargo, no sólo me dicen que el saldo está ahí sino que me dispensan el dinero para que luego llegue mi banco y me clave los intereses.

Hice la correspondiente reclamación al departamento de atención al cliente y me dijeron que la normativa del Banco de España se lo permite.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada