Buscador

martes, 16 de febrero de 2016

Váyanse ya a su casa

Tras las elecciones, las encuestas aseguraban que Podemos adelantaría al PSOE si hubiera nuevos comicios. También había previsión de un ligero repunte del PP, explicable por el “voto útil” arrancado a Ciudadanos. Pero tras el revuelo mediático generado por la resurrección de noticias relativas a los archiconocidos casos de corrupción en el PP, no sería descabellado pensar en una escalada de Podemos al primer puesto en unas elecciones próximas, con Iglesias en el rol de mesías que tanto seduce a toda esa gente insatisfecha que piensa más en el azote a la corrupción que en los programas económicos propuestos por quienes aspiran a gobernar.

Conocedor de esta realidad es el Coleta y por esto pide el oro y el moro. Es el único que quiere nuevas elecciones.

En ese nuevo escenario postelectoral, la gobernabilidad sería aún más acusada que hoy. Entre otras cosas aparecería pronto la amenaza real de salir de la Unión Europea, porque sólo un ciego no ve que las políticas propuestas por Podemos son totalmente contrarias a la idiosincrasia de las instalaciones europeas, y se vería más clara de lo que es ya la necesidad de las dimisiones de Sánchez y Rajoy para acabar formando ese gobierno moderado a 3 al que ahora no parece predispuesto el PSOE.

Lo que no sé entiende es a qué espera la pareja para echarse a un lado ya, presentando sus respectivas dimisiones, favoreciendo así ese gobierno de consenso, ajeno a extremismos y excentricidades, que pide la inmensa mayoría de la gente.

sábado, 9 de enero de 2016

Lo CORRECTO

Lo de la cabalgata ha sido una mofa encubierta, disfrazada de "ejercicio de libertad y respeto". Aquí hace más de 40 años nadie impone nada a nadie pero esta gentuza que se ha "colau" en los ayuntamientos (engañando a más del 50% de sus votantes) vive con la convicción de que nuestras tradiciones (que vienen de siglos) son imposiciones y quieren cambiarlo todo. Ponerlo patas arriba. Y lo peor es que, para ello, no tienden a lo neutral sino que sus actos son continuos guiños a otras tendencias, a otras religiones... y, de paso, muestras de comprensión hacia actos tan grotescos como el terrorismo.

Aquí el problema no es si a mí me gusta y me hace gracia que a mi hija se disfrace de Darth Vader y mi hijo tenga especial devoción por los vestidos de las princesas de Disney. Si bien cierto que denotan una conducta innata diferente a la de la mayoría, cada uno nace como nace y yo no soy quién para cambiarlo. El problema viene cuando unos individuos que gobiernan, DECIDEN QUE LA CONDUCTA INNATA DE LA MAYORIA NO ES LA CORRECTA y que eso hay que cambiarlo.

A partir de ahí, ponen en marcha sus mecanismos (el rojerío es muy bueno en márketing) para lograr, por ejemplo, que el día de mañana el cuerpo de bomberos esté compuesto al 50% por hombres y mujeres. Y te dicen que vistas a tu hijo de cenicienta, que no todo van a ser chicas, y que por cojones todos (¡y todas!) tenemos que ser iguales.

jueves, 24 de diciembre de 2015

Que vienen los comunistas

He de reconocer que hasta el tercer curso de Económicas, con 21 años, no tuve ninguna asignatura que me explicara en qué consiste cada régimen económico. Hasta ese momento, la asignatura de Historia, no abordó apenas temas de economía, limitándose a contarnos acontecimientos varios con sus correspondientes fechas. Probablemente lo de no tratar ciertos temas cuando el estudiante tiene 13 o 14 años sea un fallo del sistema educativo pues hay datos que los ciudadanos deben conocer para poder votar con criterio cuando sean mayores de edad. O igual no es un fallo teniendo en cuenta la información sesgada que puede ofrecer cada profesor según su ideología, pensará más de uno. Yo, sin embargo, creo que no tiene por qué influir.

 Cuando yo estudié, el decano de mi Facultad era un tipo muy de izquierdas apellidado Berzosa (que más tarde sería rector de la UCM, apodado "el rector rojo") y en esas aulas enseñaban profesores muy afines al comunismo y, los más moderados, a la social democracia. Pero en aquellos años fue precisamente cuando estaba cayendo el telón de acero por la Europa del Este y ni siquiera estos señores pudieron negar el rotundo fracaso del sistema comunista, de hecho nos explicaron todos sus fallos, corruptelas incluidas, con la clara conclusión de que el capitalismo es el sistema que tenemos en Occidente donde se vive mejor, un sistema capaz de crear riqueza, en mayor o menor medida en función de la coyuntura económica, un sistema, eso sí, mediante el cual los ricos cada vez serán más ricos y los pobres cada vez más pobres pero, que pese a todo, es el sistema "menos malo".

Es más, mi primer voto cuando tenía 19 años, fue para Julio Anguita, tipo que siempre me pareció simpático, amable y fiel a sus ideas. Luego ya no, evidentemente. La idea de un gobierno capaz de conseguir que todos seamos iguales no tiene ni pies ni cabeza, entre otras cosas porque ni todos somos iguales ni obramos de la misma manera.

 De todas formas, tampoco hay por qué estudiar para saber ciertas cosas. Creo yo que casi todos sabemos qué es una cartilla de racionamiento o un corralito financiero. No hay más que oír la radio, ver la televisión o leer la prensa que por internet es gratis. También lo cuentan las películas, a quien le guste el cine. A poco que pensemos un poco y atemos cabos, cuando nos hablan de racionamiento, escasez, corralito, podemos asociar estos conceptos a determinados países. Lo que no sé si la prensa deja claro es que Cuba es comunista, que Venezuela es comunista y que Grecia es comunista o si sólo se limita a decirnos lo pobres que son los cubanos, las horas de cola que hay que hacer en Venezuela para comprarse una camisa o la impotencia que siente un griego cuando va al cajero automático y no puede  disponer del dinero que ha ahorrado. Realmente, oigo poco la palabra comunista en los medios.

 El caso es que este fin de semana ha habido elecciones en España y, si te pones a sumar, te das cuenta de que 6,7 millones de españoles han votado COMUNISMO. Todo un récord en la historia de este país. Lo que no sabemos es si esos 6,7 millones de personas saben qué es el COMUNISMO y cómo les ha ido a los que han vivido bajo ese régimen. Seguramente digan "yo he votado contra los corruptos y contra los recortes". Así de fácil. Y yo les digo: me parece respetable pero HABÍA OTRAS OPCIONES bastante más sensatas.

lunes, 30 de noviembre de 2015

Ay Rivera, Rivera

Un punto muy negativo del programa de Ciudadanos, es eso del complemento salarial.

- Usted no puede decir por ejemplo a un funcionario que se ha currado una oposición para acceder a un Grupo B que el gobierno va a complementar el salario de un Grupo C (oposición mucho más asequible) y que cumpliendo ciertas condiciones familiares podría llegar a cobrar lo mismo.

- El gobierno debe administrar nuestro dinero, procedente de nuestros impuestos, para financiar infraestructuras y servicios públicos y velar por nuestra seguridad, no para regalar dinero a nadie y menos a quienes tienen trabajo.

- Cualquier dinero que vaya directamente al bolsillo de un trabajador en concepto de complemento a su salario a la larga supondrá una bajada del salario procedente del empresario. La renta mensual del trabajador a largo plazo será la misma y los sueldos serán pagados a pachas entre empresario y gobierno. Esto es una atrocidad, con todos mis respetos.

- Medidas de este tipo van en contra de la productividad al frenar la capacidad de superación del individuo... Si el complemento salarial es para los que ganan menos de X, igual me interesa pedir una reducción de jornada... O igual dejo de estudiar porque si gano más me quitan el complemento... España no puede seguir siendo una fábrica de vagos.

Aquí lo que hace falta es procurar un escenario idóneo para que se creen empresas y que éstas generen empleo. Esto no es otra cosa que generar riqueza. Y, esto va por el coleta, siempre es mejor la riqueza mal repartida que la miseria repartida proporcionalmente.

lunes, 13 de julio de 2015

Hasta siempre, Íker

Yo siempre he sido "casillista" y, la verdad, da pena ver la despedida. Al margen de los problemas internos con los que se viene especulando hace algo más 2 años, hay que aceptar que la carrera del mejor portero de la historia del fútbol español tocó techo hace ya bastante tiempo. Hay deportistas que llegan a cierta edad en muy buena forma y otros a los que el ocaso de su carrera les llega antes. El Casillas de los dos últimos años ha sido un buen portero pero sólo eso, sin ir más allá de lo correcto. En un club que aspira a todo siempre se exige más, sobre todo si hablamos de un jugador que nos tenía acostumbrados a lo sorprendente. Iker se va sin pérdida de de salario y se va a un club que aspira a todo. Por tanto, tampoco es para hacer un drama de todo lo acontecido.

miércoles, 8 de julio de 2015

Solidaridad con Grecia

Rajoy una vez más anda lento y falto de ideas.

Hay que convocar un referéndum. La propuesta, una ley que obligue al gobierno subir un punto el IVA, automáticamente, cada vez que un país de la Unión Europea pida un rescate.

La propuesta no es nada descabellada y es ante todo lógica:

1) Pedimos solidaridad porque somos así de majetes y queremos ayudar al que lo necesita sin preguntarnos por qué ha llegado a esa situación.

2) Dejamos las cosas claras en cuanto a que el dinero no sale de la nada, sale de nuestros bolsillos (algo a todas luces ignorado por más de la mitad de los españolitos de a pie).

3) Seleccionamos el IVA como medio de financiación por ser un impuesto que pagamos todos y que en cierto modo tiene carácter optativo (salvo en compra de bienes de primera necesidad) porque cuanto menos consumes,  menos IVA pagas.

4) Lo consultamos a los sufridos contribuyentes a través de un Referéndum porque ante todo somos demócratas.

Y solucionado.

sábado, 6 de junio de 2015

TÚ PAGA QUE YO TE ADMINISTRO

Este es el motor, y no otro, del llamado Estado del Bienestar. Cuando un político promete ayudas, subvenciones, servicios sociales gratuitos, etc, en verdad te está diciendo una cosa: TÚ PAGA QUE YO TE ADMINISTRO. Y quien se quiera creer otras milongas, que se las crea...

martes, 2 de diciembre de 2014

"Ande" están los ricos?

Ya he visto varias entrevistas al coleta y me parece mal que nadie le haya pedido al coleta  que defina "rico". Es una pregunta que hay que hacerle porque en palabras suyas son los ricos los que van a pagar todo el despliegue de ayudas sociales de las que la mayoría nos vamos a beneficiar. Y digo esto porque todo el mundo habla de "los ricos" en tercera persona lo que me hace dudar incluso que existan. Pero no hay que dudarlo. Los ricos existen y el concepto es muy relativo. Para mí es rico el que tiene una nómina de más de un millón de las antiguas pesetas... para el que gana eso, rico probablemente será el que tiene un patrimonio que le permite vivir sin trabajar... y para este último, rico no es el que más tiene sino el que menos necesita. En fin, coleta,  que necesitamos que delimites el concepto RICO y a ser posible, nos señales a los que van a pagar tu proyecto. Suponiendo, si no es mucho suponer, que de buen grado se quedarán en este país para pagar religiosamente sus tributos.

lunes, 2 de junio de 2014

Vota Comunista, Vota Podemos

Las políticas keynesianas pasaron a la historia, junto con el abandono del patrón oro, como la principal causa de la crisis del 73 siendo el detonante la subida del petróleo. En el caso de España se aplicaron estas políticas con la entrada de Felipe González en el gobierno y 30 años después son uno de los motivos por los que la deuda pública tiene un volumen equiparable al PIB. Hablar de políticas keynesianas y a la vez criticar el nivel de deuda de un país es como cantar "todos contra el fuego" y luego organizar barbacoas en el campo en pleno mes de agosto... El "coleta bienhablao", entrevistado hoy por Ana Pastor, cae reiteradamente en incongruencias de este tipo y, siendo profesor de universidad, parece desconocer lo devastador que es el efecto crowding out en una economía. Si lo que usted quiere es acabar con "la casta" proponga un Estado pequeño (empezando por desmantelar las Comunidades Autónomas) y asuma que la inhibición de la iniciativa empresarial privada a base de intervencionismo y de impuestos, en un mundo globalizado, es tirar piedras contra nuestro propio tejado. Los empresarios en su mayor parte son gentuza, efectivamente, pero nos guste o no son los que realmente crean empleo y si no lo hacen aquí lo harán donde les dejen. El Estado, por contra, no ha demostrado ser muy eficiente a lo largo de toda la historia en esto de crear puestos de trabajo y menos aún en fomentar la productividad de sus trabajadores. 


Hay más incongruencias en los planteamientos del coleta. Lo que peor me sienta es lo de tratarnos como si nos hubiéramos caído de un guindo, actitud muy frecuente también en "la casta".

martes, 18 de febrero de 2014

SE VENDE (al peor postor)

En teoría una Vivienda de Protección Pública es un bien destinado a personas que por su nivel adquisitivo no pueden acceder a una vivienda a precio de mercado. Se establecen una serie de requisitos para poder ser adjudicatarios, tales como nivel de ingresos anual máximo o no tener en propiedad otra vivienda. Cuando los gobiernos ofertan este tipo de viviendas están cumpliendo con el derecho constitucional de que todos tenemos derecho a una vivienda digna.

Es muy cierto que luego, en la práctica, las viviendas no acaban en manos de las personas más necesitadas. La existencia de ingresos procedentes de la economía sumergida, las argucias de la gente para enmascarar sus necesidades reales e incluso los propios mecanismos de adjudicación siempre han puesto en tela de juicio el sistema de vivienda protegida debido a las situaciones de injusticia generadas.

También es cierto que, si bien hace 10 años una vivienda protegida valía la mitad que una vivienda libre, a día de hoy esta diferencia se ha reducido hasta equipararse en muchos casos, seguramente debido a la no revisión de precios públicos por parte de la Administración dada su deuda. En efecto, no es normal que el precio de una vivienda libre haya caído más de un 30% desde 2007 y el de la vivienda de protección pública siga siendo el mismo desde entonces. Pero la deuda de las Administraciones Públicas, unida al llamado “estallido de la burbuja inmobiliaria” nos ha llevado a esta situación peculiar en la que la necesidad de liquidez de la Administración convive con una situación de caída importante del valor de la vivienda.

En este escenario aparecen los grandes inversores como aves de rapiña y, conscientes de la situación, ofrecen a la Administración dinero fresco a cambio de patrimonio. Aquí las normas y la ética quedan aparte. La Administración accede ante la tentación. Los contribuyentes ya no nos quejamos de “por qué a fulanito le han dado una VPO cuando gana 3.000 en negro haciendo chapuzas” o porque “conozco a tres hermanos, sobrinos del concejal de nosedónde a los que curiosamente les ha tocado una vivienda pública”. Ahora la cosa es más grave: La Administración, que construyó viviendas con dinero de todos para alojar a personas sin propiedades y con un nivel de ingresos modesto, ha cambiado el destino de esas viviendas. Ya no son para garantizar el derecho a una vivienda digna, ahora los adjudicatarios no son los sufridos contribuyentes Paco, Juan y Manolo sino una gran empresa que evidentemente no cumple los requisitos (de ingresos anuales máximos o de no tener otra apropiedad) para acceder a una vivienda de protección pública.

Lo que todavía es más indignante es que para esas viviendas que se están adjudicando a grandes empresas sí hay una revisión de valores acorde a la situación actual del mercado inmobiliario. Y la revisión es más que generosa hasta poder decir en lenguaje coloquial que "la Administración ha regalado su patrimonio, el patrimonio de todos, a cuatro tipejos que se van a forrar con la operación". La pregunta que se hace el ciudadano es ¿por qué la Administración no me ha ofrecido a mí esa casa al precio que se la ha ofrecido a esa empresa si yo hubiera pagado incluso un poco más?


lunes, 5 de agosto de 2013

Qué bonito ser de izquierdas

Todos somos muy anti-empresario. El trabajador ante todo. Abajo el capitalismo...

Todos estamos en contra de la flexibilización del mercado de trabajo. No al despido libre, no a la subcontratación, no a los salarios basura...

Todos somos solidarios...

Pero estamos deseando que se jubile el portero de nuestra casa para eludir compromisos laborales, subcontratar un servicio externo y alquilar su casa.

Esgorcios

Si yo te vendo un esgorcio y por 100 euros y te prometo que dentro de un año valdrá 110 euros, con pacto de recompra por mi parte, tú querrás ese esgorcio. Los 110 euros yo no los voy a tener dentro de un año, los puedo tener en pocos días, en cuanto consiga otro cliente que me pague 110 euros por un esgorcio. Evidentemente a éste le tendré que prometer una rentabilidad atractiva como hice contigo, lo que me llevará a la búsqueda de más clientes para poder  vender más esgorcios prometiendo lo que sea.

Esta práctica es delictiva, se conoce como estafa piramidal y por ello el gobierno cerró chiringuitos como Afinsa o Fórum Filatélico cuyos esgorcios eran los sellos. De no haberlos cerrado, habrían caído ellos porque todo tiene un límite. Pero el gobierno se apresuró consciente de que, según las costumbres de nuestra cultura, los damnificados reclamarían lo que es suyo a Papá Estado.

También hay un tinglado parecido montado con las obras de arte donde es más difícil meter mano por la tontería que hay en ese mercado donde un lienzo en blanco con un churrete amorfo en el centro puede llegar a costar una millonada. Y la de dinero negro que se mueve ahí… Claro que los políticos son los primeros que están metidos. De momento nadie hace nada. Laissez faire, laissez passer.


Hablando de esgorcios, digo yo… ¿no ha ocurrido algo parecido con los inmuebles? ¿no es delictivo lo que hicieron los bancos concediendo préstamos a todo quisqui, haciendo que los pisos alcanzaran valores nada acordes con el poder adquisitivo de los españolitos de a pie? Pues no, no debe ser delito. No sólo la máxima autoridad, el banco de España, dejó a los bancos hacer y deshacer sin control, sino que llegado el momento inevitable de la quiebra del tinglado, va el gobierno y les rescata. Con el dinero de los sufridos contribuyentes. Porque hay que recordar que “lo público no es de nadie”, ya lo dijo una ministra. Sin apuntillar lo de “fin de la cita” pero lo dijo.

Por cierto, un esgorcio no existe. Ni falta que hace.